Blog

Romerías: los seguros que necesita tu caballo

15-03-2022 | Segurnuba

Con la llegada de la primavera vuelven las romerías y fiestas que durante los últimos dos años hemos echado de menos y en ellas los caballos son protagonistas, por eso es más que recomendable contar con seguros que respondan ante imprevistos que pueden causar un gran perjuicio económico.

Han sido dos años muy largos en los cuales la pandemia por COVID-19 nos ha privado de nuestras fiestas y tradiciones, pero esta primavera, si todo va bien, parece que volveremos a disfrutar de algo muy nuestro: las romerías y las ferias. Con el buen tiempo llegan estas fiestas locales en las cuales los pueblos y las ciudades se visten de gala y se llenan de uno de los animales más elegantes y bellos: los caballos. Aquellos que tienen caballos saben de los cuidados que necesitan estos animales durante todo el año: alimentación, cuidados, veterinaria... Los caballos tienen un valor muy grande, tanto económico como sentimental, para sus propietarios, por eso es importante que estén protegidos en todo momento.

Es muy recomendable que tengamos contratados dos tipos de seguros referentes a los caballos: por un lado está el seguro de caballos propiamente dicho, por el cual cubrimos los daños y cuidados que pueda necesitar el animal, como enfermedades, robos o fallecimiento; por otro lado están los daños que pueda ocasionar el caballo a terceros, por ejemplo durante una romería a un coche de caballos. En cualquier caso, la indemnización variará en función del valor que tenga el caballo, el cual puede establecerse cuando se contrate el seguro o bien utilizar el valor que tenga el caballo en el momento del suceso. Para tener claro por qué esos seguros son necesarios, vamos a repasar las principales coberturas que cubren:

  • Robo, hurto o pérdida.
  • Muerte por enfermedad o accidente (y retirada de los restos).
  • Asistencia veterinaria (cirugías, hospitalizaciones, infecciones...).
  • Responsabilidad civil (daños causados a terceros: coches de caballos, personas, mobiliario...).
  • Sacrificio.
  • Peste equina.
  • Daños del jinete.
  • Aborto y parto distócico en las yeguas.

El único requisito para asegurar al caballo es que tengan un microchip para poder identificarlos y superen una inspección veterinaria para comprobar su estado. Un factor que hay que tener en cuenta es la edad mínima y máxima del animal: la mínima va desde los 6 meses en potros, potras, ponys, burros y mulas, hasta los 4 años de los sementales, caballos de salto y de paseo; mientras que la máxima va desde 3 años en potras a 20 en el caso de caballos y yeguas de paseo y ponys, burros y mulas. 

Si quieres más información sobre un seguro de responsabilidad civil, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos con las mejores opciones del mercado por teléfono en el 959 290 344 (también WhatsApp) o en el 650 959 468, por email a comercial@segurnuba.com o en nuestra oficina en C/Artesanos 5, Huelva.

Política de Cookies Política de Privacidad

Usamos Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.